Joan Font completa la última parte de la quinta etapa por carretera

Al estar inscrito su Toyota Land Cruiser en la categoría T2 Asistencia Especial, podrá tomar la salida mañana con una penalización.
“Desde la organización nos han confirmado que era la mejor decisión por el riesgo que suponía realizar el último cordón de dunas de noche y con viento”.

Joan Font y Sergi Brugué se han dirigido al vivac de Al Qaisumah sin acabar de completar los 456 kilómetros cronometrados de la quinta etapa del Rally Dakar. Después de recibir la aprobación de la organización, han considerado que era la decisión más sensata, dada la dificultad y el riesgo que representaba recorrer el último tercio de la especial de noche.

El Toyota Land Cruiser del FN Speed Team ha regresado por carretera tras salir de la especial en el kilómetro 292, donde se encuentra el way point 7. En este mismo punto habían estado asistiendo, durante una hora y media, a un compañero de equipo, Miguel Bravo, con problemas mecánicos. 

“No valía la pena acabar. Hay un cordón de dunas muy altas de 30-40 km en la última parte de la etapa, que de noche y con viento hubiera sido muy arriesgado realizar con el T2. Nuestra tarea principal es ayudar al equipo y, si hubiéramos continuado, no habríamos podido asistir a nuestros compañeros mañana, ya que seguramente hubiéramos pasado la noche allí”, ha argumentado el piloto de Vic sobre su decisión.

Al estar inscritos en la categoría T2 Asistencia Especial, Joan Font y Sergi Brugué podrán tomar mañana la salida de la sexta etapa entre Al Qaisumah y Ha’il con una penalización. “Queremos continuar en carrera, el tiempo ahora mismo es lo de menos. Desde la organización nos han confirmado que podíamos hacerlo y continuar en carrera mañana”, ha asegurado.

Hasta el momento de dejar la especial, Font estaba realizando una etapa muy sólida, a pesar de la extrema dificultad que entrañaba el recorrido, con exigentes dunas y pistas de piedras, dos de los terrenos que más dificultades presenta para el T2. “El inicio de la etapa ha sido especialmente complicado de navegación, nos hemos cruzado con muchos pilotos que habían empezado mucho antes que nosotros totalmente perdidos. A nosotros nos ha ido bastante bien y hemos ido tirando”, ha añadido el copiloto, Sergi Brugué. 

Mañana, la sexta etapa del Rally Dakar se presenta todavía más complicada, si cabe, que la de hoy. La organización ha advertido que será una especial muy difícil, con un 30% de dunas y el resto arena. Si logran completarla, Font y Brugué habrán alcanzado el ecuador de la prueba y podrán disfrutar al día siguiente de una merecida jornada de descanso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad