Joan Font alcanza la jornada de descanso tras un dura primera semana de rally

El piloto del FN Speed Team culmina la sexta etapa del Dakar después de recorrer los últimos 170 kilómetros de noche.
“Estamos contentos de cómo nos están yendo las cosas y con mucha ilusión de afrontar la segunda mitad de rally”.

Joan Font siempre termina las etapas con una sonrisa, sea cuál sea su resultado. Este viernes, tras completar los últimos 170 kilómetros de noche de la sexta etapa entre Al Qaisumah y Ha’il, se repetía la escena. Aunque en esta ocasión tiene motivos de sobra para estar contento. Ha llegado a la jornada de descanso, tras una primera semana muy complicada, en la que tanto él como su copiloto Sergi Brugué las han visto de todos los colores.

Font afrontaba la sexta etapa del Dakar después de un día extraño, en el que tuvo que hacer los últimos kilómetros de la especial por carretera, siguiendo el consejo de la organización y de su propio equipo. A pesar de todo, esta mañana podía retomar la carrera sin problemas, ya que al figurar en la categoría de T2 Asistencia Especial podía hacerlo asumiendo una penalización. Después, le aguardaban 347 kilómetros interminables por el desierto saudí. 

“La de hoy ha sido otra etapa muy difícil, que nosotros hemos tenido que realizar a un promedio de velocidad muy lento, ya que todo eran dunas, que es precisamente el terreno donde más sufre nuestro coche. Pero creo que hemos hecho una buena etapa, tratando de conservar la mecánica al máximo. No hemos tenido que asistir a nadie, excepto a una moto, y hemos llegado a una hora aceptable”, ha explicado en meta.

El piloto del FN Speed Team ha empleado cerca de 8 horas en completar los 347 kilómetros de dunas, aunque, a decir verdad, es un tiempo relativamente corto si se compara con las 13 horas que necesitaron para acabar la especial de la segunda etapa. Esto, sin contar los enlaces, algunos de ellos muy largos.

“Ha sido realmente dura esta primera semana pero estamos contentos de cómo nos están yendo las cosas. Tenemos mucha ilusión de afrontar la segunda mitad de rally”, ha añadido.

Mañana, Font y Brugué disfrutarán de una merecida jornada de descanso, en la que los mecánicos del FN Speed Team tendrán trabajo con su Toyota Land Cruiser: “Le hemos dado mucha caña y empieza a estar fatigado. Tenemos algunos problemas con la prensa del embrague, pero esperamos repararla y que el coche esté listo y en perfectas condiciones a tiempo”.

La carrera regresará el domingo con la primera parte de la etapa maratón, que constará de 471 kilómetros cronometrados y 267 de enlace, con salida en Ha’il y final en Sakaka.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad